miércoles, 4 de abril de 2012

INCIENSO Y TAMBOR

Hola amigos!! Semana Santa y vaya Semana, todo el invierno sin llover, pero sin caer gota, y llega  la Santa y diluvia. Yo creo, que estos son mensajes de arriba.

Os explico por qué, Dios es muy sabio, y sabe perfectamente cuantas personas lo están pasando mal, por esto, que  muchos llaman crisis, y claro Dios habrá dicho, mejor que llueva y así el dinero que cuesta sacar estas imagenes, que lo repartan para pagar hipotecas, educación, etc, y por eso creo, que en los últimos años, es llegar Semana Santa y a llover. La pena es que después de los chaparrinos, y las llorinas de todos, por no poder sacar al Santo, ya se han gastado un dineral  en preparar la procesiones, y las cofradias ya no pueden repartir el dinero, entre sus fervientes cofrades, que seguramente, mas de uno no pueda pagar su hipoteca.

Ironías aparte, a mi me gusta mucho esta semana, y al ser Andaluza, he vivido la  Semana Santa  muy intensamente, a mi me gusta ir a ver las procesiones, y reconozco el esfuerzo de costaleros, y cofrades, y no  niego que a veces me estremecido al ver una imagen envuelta entre el incienso y el tambor.

Yo he sido miembro de una cofradia, y mis hermanos han salido de costaleros o tocando en las bandas, y es muy bonito, es una pena que llueva y que el esfuerzo de tanto trabajo en todo el año no sirva para nada.

Con la puntualización anterior, no dejo de pensar, que esta veneración a imagenes, vestidas de forma lujosa, con adornos bordados en oro y piedras preciosas, lirios y rosas que caen junto a los palios, y llamadores de plata para los fervientes costeros, que todo este lujo para representar la vida de Jesucristo, que fue tan humilde y repartió entre los pobres, se debería de parar, y hacer esta representación de forma humilde y sencilla, y todos esos presupuestos se destinen a todas esas personas que lo están pasando tan mal.

 Y cuando vengan tiempos mejores, que las adornen , que los vistan con encajes de oro, porque estoy segura que podrán lucirlos, ya que no lloverá, y nos volveremos a envolver entre el incienso y los tambores de la Semana Santa.

FELIZ DESCANSO