viernes, 8 de febrero de 2013

DEBERES, DEBERES,DEBERES.........

Holas amigos.

 Hace ya tiempo que quería expresar mi opinión al respecto del sistema educativo, así como de los deberes que hoy en día tienen que hacer los niños. Pues es un problema que creo que tienen hoy en día casi todos los niños en edad escolar.
Mi hijo tiene ocho años, cursa tercero de primaria, pero sinceramente, parece si estuviese ya en la Universidad.
 
Os contaré un poco por encima, desde segundo de primaria, los deberes le ocupan de dos a tres horas la mayoría de los días, de tal forma que su s actividades extraescolares, que venia realizando  desde que tenia cuatro años, se vieron reducidas a la mitad. Solo se quedó con baloncesto, y fijaros que hay días, que me planteo que no vaya tampoco. Sus actividades que venia realizando, eran actividades ocio y tiempo libre, actividades donde el puede desarrollar su creatividad, donde aprenden a socializarse, donde comienzan con sus relaciones interpersonales, tan importantes  como la socialización escolar.

El motivo de mi post, es porque quiero expresar mi rabia e impotencia, ante la gran barbaridad de deberes que les manda de un día a otro. Cuando vas a las tutorías y les preguntas, como pueden dar un tema de mate, otro de cono y otro de lengua (asignaturas importantes ) en semana y media, te encuentras con la respuesta de que tienen que cumplir objetivos. Objetivos!!!!!!!! a costa de que el niño aprenda con pinzas, los contenidos de los temas. Además que son temas que tienen que madurar y asimilar de forma contundente, pues son la base de todo aprendizaje.

La verdad no entiendo nada, es al moda de los deberes, pero realmente,  mi sentir es; que el aprendizaje escolar, se está trasladando a ambito familiar, claro, como hay muchos recortes, los profesores se siente agobiados, no tienen profesores de apoyo, y esto es un desastre, claro repercute directamente sobre los niños. Yo trabajo en la administración también he sufrido muchos recortes, y sigo haciendo el mismo trabajo y con las misma calidad, los recortes no pueden afectar  el aprendizaje de los niños. Me planteo la enseñanza libre, "pena que no esté permitido" pues seria mucho mas fácil y eficiente.

Pero toda esta situación no es que repercuta solo en el aprendizaje escolar, repercute en el estado emocional del niño, Están tan presionados, que a veces presentan síntomas de estres, que pena niños de primaria con estos problemas ya, se le genera mucha ansiedad, ya que los padres presionamos mucho para que realicen las tareas escolares. 

Analizo la situación y no me extraña que haya tanto fracaso escolar, cuando llegan a secundaria, están saturados de tanto estudiar.

Yo recuerdo mi etapa escolar, y no recuerdo esta dinámica de aprendizaje, mi padre se queda medio muerto cuando ve al niño con las tareas que le mandan y siempre me dice lo mismo, "hija yo esto nunca lo he visto", de la misma forma que me dice que él nunca me ayudaba en los deberes, como ahora hay que hacer con los niños. La verdad, todos los días me cuestiono que es lo que hace mi hijo en la escuela, y no es que mi hijo no se entere, pues yo en casa se lo explico y lo entiende perfectamente.

Ahora que veo como funciona la enseñanza en nuestro país, siento mucha impotencia, porque claro si encima vas con reclamaciones, lo único que puedes conseguir es que la "tomen con el niño" y ya la hemos liado.

Al principio creía que era un problema de mi hijo,  pero con el tiempo todos los padres, nos encontramos con estos problemas.

Los niños de hoy en día están creciendo, con unos estímulos que nosotros no hemos vivido, y claro estar cinco horas delante de unos profesores, que les sueltan unas charlas incomestibles, hace que el aburrimiento y la desconexión sea sus mejores compañeros, las clases son aburridas no estimulan, por tanto no aprenden.

También quiero decir que hay muchos profesores, que su trabajo es excelente, que buscan resultados, y que lo que no funciona es el Sistema Educativo. Pero también quiero expresar de forma contundente, que para trabajar con niños, hay que estar bien preparado, y sobre todo hay que tener VOCACIÓN.

Los niños necesitan más de modelos que de críticos.
Joseph Joubert